domingo, 16 de abril de 2017

ROSTRO DE INVIERNO

Tienes rostro de invierno,
escarcha salada en la mejilla,
poso de una rocosa multa,
que te carcome por el adentro.

Velas tras esa mirada,
un terror que te socava
y no crees que mi lomo,
pueda aguantar tu cruz.

Mas, mi alma tartamuda,
puede tolerar tu ocaso,
tejiendo la fuerza unida,
que aguante tu amargo poso.

No temas a mi renuncia,
ábreme la gruesa puerta,
que permita la entrada,
a tu amargada osadía.     


José Sergio González Rodríguez

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...