lunes, 29 de febrero de 2016

ESO SÍ QUE ES TENER DOS COJONES


Juan Manuel Montilla "El Langui".

El grandioso poder de la fama es indiscutible. Y estos días lo hemos comprobado en la ciudad de Madrid. Durante siglos las personas con movilidad reducida las han pasado putas a la hora de realizar sus actividades vitales, por culpa de las enormes barreras físicas que los rodean. Personas que por tener que una discapacidad severa y tener que utilizar una silla de ruedas,  se ven imposibilitadas para poder acceder a los transportes públicos. Por poner un ejemplo. Ya que es muy complicado encontrar un vehículo de estas características que cuente con las adaptaciones adecuadas, como puede ser una rampa elevadora o una plaza reservada en el interior. De todos modos, incluso algunos que se encuentran adaptados a las viejas sillas, no cuentan con unas plazas lo suficientemente grande, como para ubicar en su interior un Scooter, una variante de las sillas, para las personas con una discapacidad motora más leve, que les permite desplazarse grandes distancias, algo que de otra manera no pueden hacer. Y es que nadie tiene una discapacidad por gusto, a nadie le atrae la idea de encontrarse impedido para poder llevar a cabo una parte de sus rutinas, si no cuenta con la ayuda de las nuevas tecnologías o de terceras personas para lograr su objetivo. 

Hace unos días el actor y cantante Juan Manuel Montilla “El Langui”, conocido por la serie  de televisión “El Chiringuito de Pepe”, tomó la iniciativa de declararse en acto de rebeldía y ponerse a bloquear autobuses, en protesta por no poder subir su Scooter, cuando me enteré de la noticia, me quedé realmente sorprendido a la vez que me dije “Eso sí que es tener dos cojones”.  A los pocos días, llegó a mi correo electrónico, una solicitud para que apoyase dicha causa, algo que a pesar de que me parecía una “Misión Imposible”, motivos más que suficiente para firmarla, pues sentía mucha curiosidad por saber cómo iba a terminar todo el asunto. Fue muy grato enterarme ayer por las redes sociales, que el hombre consiguiera su objetivo. Pero al mismo tiempo, surgió en mi corazón una desilusión muy profunda, pues me di cuenta, una vez más, de que tienes que ser famoso para que tu palabra tenga valor. Que las necesidades de los anónimos “Valen una mierda.” ¿A caso las vidas anónimas no valen nada?, pues eso parece. Pues seguramente, si lo que hizo El Langui, lo hiciese un anónimo, probablemente los medios, no le diesen el mismo bombo, las autoridades zanjarían la protesta en menos de lo que dura un vals y aunque la noticia subiese a las redes sociales, con el paso de las horas, todo quedaría en una anécdota.

Desde aquí quiero darle las gracias a Juan Manuel Montilla, porque gracias a su acto de insumisión, las personas dependientes tendrán un mejor acceso al transporte público de Madrid, pero… ¿Qué pasa con el resto de las ciudades?, ¿Cuándo vamos a salir todos las personas dependientes, para solicitar más medidas sociales que mejoren con  creces nuestra calidad de vida? Soy consciente de que resulta más cómodo quedarse en casa tocándose los huevos, mientras esperamos a que sean otros, los que salgan a dar la cara. Que es muy fácil dejarse llevar cada cuatro años por las promesas de los políticos de turno, que con el tiempo, caerán en el olvido, bueno, hasta que vuelva a haber elecciones. También podemos dirigirnos a los diferentes Organismos del Estado y pasearnos de ventanilla en ventanilla, mientras con una sonrisa en la cara nos mandan “a tomar por el culo”. Bueno, seguramente nos lo dirán de forma más cortes, como - ¡Hay lo siento mucho, aquí no le podemos ayudar, pruebe en…! Y así de un lado para otro, a ver si nos cansamos y nos vamos para casa a ver el ¡Sálvame Delúx! 

A ver cuando nos damos cuenta, que si queremos algo en la sociedad en la que vivimos, por poco que sea lo que necesitamos, o nos partimos la jeta en el intento o ni Dios nos va a hacer caso.  ¡Gracias Juan Manuel Montilla, por la lección!
José Sergio González Rodríguez.

sábado, 27 de febrero de 2016

AJEDREZ EN NOITES ABERTAS (Imágenes)

El Maestro en apuros

Las imágenes que se muestran pertenecen a la sesión de Ajedrez en las instalaciones del colegio Froeble (Pontevedra), dentro del Programa Cultural organizado por el Concello de Pontevedra, NOITES ABERTAS. Escola Xadrez Pontevedra, viene colaborando con esta iniciativa desde hace varios años, siendo los responsables de la misma, el Maestro Internacional Daniel Rivera y el escritot y ajedrecista, (y redactor de esta noticia), José Sergio González Rodríguez. A través de estas pocas palabras deseo mostrarle mi agradecimiento a mi amigo Daniel, por el apoyo que me viene brindando desde hace ya varios años, para que actividades como ésta, puedan llevarse a buen término. Desde aquí también deseo pedir ayuda a los Organismos Oficiales, para que podamos seguir llevando a cabo actividades de este tipo, con la intención de fomentar el ajedrez. Un deporte contra el aburrimiento que ayuda a mejorar y a tener al 100% nuestras capacidades cognitivas.
Daniel Rivera con dos asistentes a la actividad

viernes, 26 de febrero de 2016

EL AJEDREZ NO TIENE BARRERAS




    Hoy viernes voy a realizar con mi amigo Daniel Rivera, una nueva sesión de ajedrez dentro del programa socio-cultural organizado por el Ayuntamiento de Pontevedra, Noites Abertas. Estaremos en las instalaciones del colegio Froebel de 21:00 a 00:00 horas. 

El mágico tablero de la integración.
  
  Durante la sesión se impartirán clases de iniciación y partidas demostrativas a todos aquellos jóvenes que deseen acercarse a pasar un rato agradable con nosotros, desde luego los recibiremos con los brazos abiertos. Deseo añadir, que el pasado viernes 19 del presente mes, ya tuvimos la primera de las sesiones y que la de hoy es la despedida, al menos por este año. Por este motivo quiero animar a todo el mundo de entre 12 y 30 años a que nos hagan una visita, aunque solamente sea por pasar un agradable tiempo con nosotros. 


 En este programa lo esencial, no es convertirse en un maestro del tablero, sino que se trata de fomentar la integración social de todas las personas, de una manera alternativa y saludable, en la que la discriminación es la única que NO se encuentra invitada. Desde este punto de vista, considera firmemente que el Ajedrez, es el deporte Democrático por excelencia. Sobre el tablero, todas las personas son iguales, ¡No existe la discriminación!, pues mediante su práctica pueden competir, hombres, mujeres y niños entre sí, con total igualdad de condiciones. Un grupo al que hay que añadir de manera implacable, a TODAS LAS PERSONAS CON UNA DISCAPACIDAD FÍSICA O SNSORIAL. En este sentido,  ¡El Ajedrez no tiene barreras!, así como suena, por lo que se puede considerar una herramienta integradora de las que se deben escribir con letras mayúsculas. Todo ello puedo demostrarlo a través de mi propia experiencia, pues a lo largo de muchos años he podido experimentar en mis propias carnes, los beneficios del ajedrez en la vida de una persona con discapacidad.

El deporte más democrático

    Durante mi carrera ajedrecística he tenido la oportunidad de conocer a grandes personas, con las que he tenido la oportunidad de entablar una relación totalmente  normalizada, plena y   satisfactoria, que ha llenado mi vida de riqueza y gratitud. Una sensación muy similar, la tengo cada vez que participo en el programa Noites Abertas. En todos los años que llevo colaborando con este proyecto, me he sentido uno más. Un lugar donde siempre se me trató con total normalidad, donde mi discapacidad no ha sido un hándicap a la hora de llevar a cabo una propuesta. Y Por ello, deseo dar las gracias a todos los componentes de la directiva de Noites Abertas, por contar con mi colaboración durante tanto tiempo. Sobre todo teniendo en cuenta que mis actividades no son precisamente un ¡éxito! De público, lo que nunca ha sido impedimento para que me siguiesen llamando año tras año. Y como no, dar mis gracias más sinceras a Exscola Xadrez de Pontevedra, donde también he conseguido conquistar la plena integración, logrando un puesto fijo como jugador incuestionable, al mismo tiempo que  he ido adquiriendo con el pasar de los años, cada vez más responsabilidades en el club, primero como monitor de Noites Abertas y más recientemente como delegado del equipo de tercera división Ernesto Filgueira. Logros que han acrecentado mi autoestima año tras año. Eso sin contar con el enorme cariño que se me muestra  constantemente en el club. Creo que en el presente curso, este equipo está realizando una gran temporada gracias a la enorme calidad ajedrecística de todos mis compañeros.

    ¡Ojalá que estos éxitos se me sigan produciendo durante muchos años!
    ¡Gracias a todos!
J. Sergio González Rodríguez.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...