Ir al contenido principal

SE LLAMA VULVA

El idioma castellano es algo muy hermoso, como también lo es la anatomía humana en su conjunto. Ya he comentado en esta sección, durante un articulo que escribí en defensa del nudismo, que la maldad se encuentra en la mirada ajena. Todo el cuerpo, de pies a cabeza merece el máximo respeto y en ningún caso me parece motivo de vergüenza. Respecto al idioma, creo que todos y sobre todo el nuestro se encuentra plagado de palabras hermosas, muchas de las cuales se han dedicado al nombramiento de cada una de las partes del cuerpo; riñón, hígado, ojo... bueno creo que la lista es demasiado larga como para exponerla aquí. El problema es que cuando nos referimos a los órganos sexuales, nos encontramos con un montón de sinónimos absurdos y mal sonantes, con los que nos referimos a ellos, de manera constante; en lugar de Pene (Polla, Falo), en lugar de Testículos ( Huevos, Cojones...), todo esto en lo que al hombre se refiere, porque, cuando hablamos del sexo de la mujer, tampoco nos quedamos atrás: a la Vulva, le llamamos choco, coño, etc. Algo que me parece realmente patético. 
A esta reflexión, no he llegado sobre las palabras mal sonantes, no he llegado por casualidad, sino a través de un enlace que mi amiga Tegra, compartió en su página de Facebook. Bajo el título ESO DE AHÍ ABAJO, hace una interesante reflexión sobre el mal conocimiento que tenemos acerca de nuestro cuerpo y ello se debe a un montón de complejos que nos llevan a tener una penosa educación sexual. En la escuela se dedica mucho menos tiempo al sexo que a cualquier otro tema y lo poco que se hace, va destinado a las partes de la anatomía y su función, aunque parece que los primeros no se nos quedan demasiado bien y tampoco nos educan como deben a la hora se afrontar nuestra sexualidad, algo que luego, con el paso de los años nos lleva incluso, a sufrir ciertas confusiones sobre este tema, que nos lleva por caminos poco saludables. Por ello quiero utilizar este mensaje de las redes sociales, para pedir al Estado Español y concretamente al Ministerio de Educación y Ciencia un mayor esfuerzo a la hora de tratar el tema de la sexualidad en los Centro Educativos.
vulva
No creo que las ímágenes aquí expuestas sean sinónimo de pecado o mal gusto, simplemente son parte del cuerpo de una persona, en este caso de una mujer. Y no me parecen que tengan gracia alguna. sexualidadcreativa.com Es la Web a la que pertenecen estas imágenes, que no pretendemos robar. Pero al mismo tiempo, pertenecen a alguien mucho más importante, a una mujer. Muestran algo muy importante para su vida, vital en si descendencia y de paso para su salud completa. Es una parte que enferma, que sufre, pero que al mismo tiempo ayuda que podamos vivir. Que proporciona placer, pero también futuro. Solamente es necesario asistir aunque sea a través de un vídeo en el reportaje de un parto humano, para comprobar la importancia del Aparato Reproductor, así como el de la sexualidad humana. Pues el fin último del sexo es la reproducción humana. De todos modos, no trato de escribir un testamento ni sobre sexualidad, como tampoco, sobre el cuerpo humano. Simplemente tratar el tema del lenguaje respetuoso y bello, por encima del lascivo u mal sonante. Y de paso deseo darle las gracias a estas mujeres que han compartido este enlace, espero que muchos hombres de buen corazón, que me abriesen los ojos ante un tema que me parece esencial de cara a mi comportamiento futuro. Gracias a Davide Lc, que fue la fuente de mi amiga Tegra.  https://www.facebook.com/davide.lc.3

Bueno, me despido con la ilusión de que ese pequeño artículo reflexivo, en lugar de ofender a nadie, sirva para mejorar nuestra visión de la naturaleza humana.

Entradas populares de este blog

LOS DIOSES AÑEJOS DE AYER

Se me han despintado los tonos de la firmeza entre ideales oxidados por el paso del tiempo, fui conquistado por una patria sin medianera, que enamoró mi alma deseosa de sentimiento.
Perdí entre las moradas de escombros rancios, los hilos que ataban mi esperanza a lo eterno, extravié mi fervor por los dioses añejos de ayer que de sumisión emperifollaron a mis ancestros.
Puse rumbo por los océanos de la incertidumbre, apremiando esa estela que nos heredan los sabios, descifré entre líneas la veracidad de sus parábolas, trocando toda mi ignorancia en un saber caudaloso.
Seguí los vientos que navegaban hacia el frío blanco, para ver si entre las profundidades de su rocoso hielo, hallaba un núcleo candente que alimentase la razón,
y dejándome cautivar por su maná, matase mi llanto.
José Sergio González Rodríguez.

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.

La vida recela de mi dicha, mientras velo por mi amada, nuestra unión fue bendecida, sin llevar una carga pesada.
Yo la increpo adornando mi ira, mi mano la niega en bocanada, ¡Es que no acepta ser derrotada! Pues ese el final de toda victoria.
Por seguro en esta vida le sugiero no dar nada.